Astrología

Acuario. El signo zodiacal más popular pero más incomprendido.

Historia: Uno de los primeros registros de la constelación de Acuario aparece en catálogos babilónicos como el dios Ea, representado como un hombre que sostenía un jarrón que desbordaba agua y justo cuando aparecía en el cielo era el mes de “arax arrat zunne”, o “el mes de la maldición de las lluvias” (en época del solsticio de invierno). Para los sumerios correspondía al dios An, que derramaba el agua de la inmortalidad sobre la Tierra. Para los egipcios el aguador causaba el desbordamiento del Nilo y en el zodíaco hindú Acuario es Kumbha que también significa “cántaro de agua”. Los antiguos griegos relacionaron la constelación de Acuario con Ganímedes, el copero de los dioses en el Monte Olimpo así que su cántaro era una copa (y una de las lunas de Júpiter/Zeus se bautizó así), y posteriormente también se asoció Acuario a Prometeo, quien robó el fuego de los dioses para entregarlo a los hombres.

La energía del signo: Acuario tiene como regente antiguo a Saturno y moderno a Urano y representa el conocimiento creador elevado a su máxima potencia porque ya tiene la experiencia y capta la arquitectura metal que sustenta el mundo físico. El estado mental asociado a la energía de acuario es utopía, está desligado de la realidad material y su máxima premisa es “mantente fiel a ti mismo”. El arquetipo acuariano se asocia a aquel original, independiente, que tiene su propia cosmovisión, ética, lógica y psicología particular, lo que lo hace diferente e incomprendido. Trasciende su energía a través de la unión, del amor universal, máxima expresión de la emoción representada por su polaridad Leo. Acuario es el salto que lo despega del suelo liberándolo de la tradición, de lo heredado, del pasado para que todos los días surja un nuevo yo. Sin embargo debe regresar cada vez que salte al suelo para derramar el agua de su cántaro, debe traer el conocimiento de las alturas a la humanidad, sin presumir de ello. Este signo trae la visión del futuro, capta las ondas cósmicas y las transmite (por eso se asocia a las comunicaciones tecnológicas), con el fin de manifestar el ideal de una comunidad fraterna y vanguardista que promueva la evolución.

Acuario en tu vida: Todos tenemos a Acuario en alguna parte de nuestra carta natal, hay un aspecto en tu vida que se manifiesta de manera única y poco convencional, algo en lo que si podrías llegar a identificarte con otros y hacer comunidad, hay algo que estimula mentalmente al punto de hacerte tomar decisiones o caminos diferentes, hay un aspecto de tu vida en lo que necesitas como el aire sentirte libre. Tal vez tienes un secreto deseo de ser tan genuino como ese raro y extravagante amigo acuario que se atrevió a hacerlo todo al revés y le salió bien. El que se te pierde o te da citas imprecisas en el espacio y tiempo, pero siempre estará ahí para ti. Acuario tendrá su lealtad intacta siempre y cuando seas honesto contigo y con él, ¡es el signo de la amistad! pero si tratas de jugar con él te dejará creer que ganas mientras decepcionado se da la vuelta al descubrir que eres un vulgar humano estándar más. Por último, si tienes el sol o el ascendente en Acuario y no te clasifican como un ser que brilla por su rareza debes ver a un astrólogo de inmediato, acá estoy para ayudarte a desencajar.

Era de Acuario: Muchos astrólogos dicen que no, otros que sí pero en cada Equinoccio de Primavera, la salida del sol ya se sitúa justo frente a ésta constelación… La transición de era dura aproximadamente 600 años y vamos cerca de la mitad, así que experimentamos una mezcla de era piscis-acuario. Sin embargo, desde el 21 de diciembre se dio un evento especial que para mí de alguna manera cambió la energía radicalmente, así que bien pueden “creer” o no, pero definitivamente para mí el aire acuariano está sintiéndose fuertemente.  

*Imagen de: @DarkmoonArt_de