América, La magia, Mis escritos, Periodismo de viajes, Suramérica

San Agustín: Coffee and archaeology

“In the heart of the Andes Cordillera is a town surrounded by incredible and mystical archaeological parks. Declared a UNESCO World Heritage Site in 1995, San Agustin Archaeological Park is the most important and well known of Colombia. The region is particularly beautiful for its green canyons, large hills, and powerful rivers habitats in which animal species, typical from the sub- Andean forest, abund.”…

Europa, Mis escritos, Periodismo de viajes

Ciudad futurista en Valencia

En Valencia, España se encuentra la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un complejo cultural inaugurado en 1998 que parece del año tres mil.

El diseño se debe a Santiago Calatrava y Félix Candela y las obras de ingeniería a Alberto Domingo y Carlos Lázaro. A pesar de impresionar a sus visitantes, este complejo ha tenido muchas críticas ya que presenta fallos estructurales que han deteriorado las obras. Además se utilizaron o materiales inadecuados o de baja calidad pues hay daños evidentes cuando se miran de cerca las estructuras como lozas caídas o goteras.

A pesar de sus fallas este escenario de varias películas y centro de reunión de los valencianos y turistas, merece un reconocimiento y se recomienda su visita, pues es hermoso y ofrece un creativo paisaje que estimula la imaginación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

América, Mis escritos, Periodismo de viajes, Suramérica

Paredes saladas en Zipáquira

Por lo general en el imaginario popular se asocian las cuevas y lo subterráneo al infierno. En este caso, donde debería habitar el supuesto demonio, existe una Catedral de sal mineral.

Es más que un lugar religioso, es un destino turístico. La catedral está construida al interior de las minas de sal del Cerro del Zipa en el Valle de El Abra, en el Departamento de Cundinamarca, Colombia. Se encuentra a 48 kilómetros de Bogotá y se puede llegar en bus desde la terminal de buses, en carro particular o en el Tren de la Sabana.

Catedral de sal de Zipáquira | María Antonieta García R.

Las iglesias por lo general son visitadas por fieles católicos, pero ésta en especial es para todos. El último diseño, que data de 1995, fue necesario por la inestabilidad de la vieja estructura y se le debe al arquitecto bogotano Roswell Garavito Pearl y el ingeniero Jorge Enrique Castelblanco Reyes. Estar dentro de una montaña alimenta la imaginación y estimula los sentidos, como el del gusto, ya que si el visitante se atreve podrá probar las paredes y comprobar que se encuentra efectivamente rodeado de sal.

Catedral de sal de Zipáquira | María Antonieta García R.

El lugar es patrimonio cultural, religioso y natural y desde que la mencionaron personajes como Alexander von Humboldt en 1801, sigue apareciendo en múltiples referencias. Las primeras datan del siglo décimo cuando para El Zipa, jefe máximo de los indígenas y su pueblo Muisca, la mina consistió en una de las principales fuentes del recurso mineral y actividad económica. La Catedral de Sal es un monumento impresionante, pero lo más admirable es la belleza natural que en tiempos prehispánicos fue valorado como un regalo de la Madre Tierra.

Escultura en la Catedral de sal | María Antonieta García R.

Visitarla es un buen plan de fin de semana cerca de Bogotá, su recorrido dura de media a una hora y se puede hacer el recorrido de las estaciones religiosas, el recorrido de la minería, ver el vídeo explicativo, disfrutar de unas onces (snack), comprar un recuerdo simple o hasta una esmeralda, conocer el muro de escalar, el auditorio, el Museo de la Salmuera y hasta casarse ya que cada vez es más popular celebrar matrimonios en su interior. Esta herencia Muisca es un destino ideal de visita de fin de semana, para creyentes y ateos.

Para más información visite http://www.catedraldesal.gov.co/

Escultura en la Catedral de sal | María Antonieta García R.

Asia, Europa, Mis escritos, Periodismo de viajes

El nuevo año chino en Barcelona

En Cataluña sobresale la comunidad China por ser una de las más numerosas y tiene largos años de tradición en la ciudad. Por eso, su Nuevo Año Chino es siempre celebrado y pueden participar todos los habitantes y turistas que corran con la suerte de encontrar en el camino el desfile o programen su participación.

Un gran desfile chino recorre las principales de Barcelona. Esto y las actividades paralelas y eventos culturales en varias ciudades hacen parte de la celebración. El año nuevo chino se celebra el veintiocho de enero pero en Barcelona por lo general las celebraciones se hacen desde el ocho de febrero y se extienden las actividades hasta diez días. En el desfile se ven máscaras y títeres de leones, dragones, diablos catalanes, bailarines, deportistas e incluso castellers catalanes. Este año el desfile termino en el Arco del Triunfo y todo fue organizado por la comunidad china en Cataluña y el apoyo del Ayuntamiento.

Año nuevo chino|María Antonieta García R.
Desfile del año nuevo chino en Barcelona.

El año nuevo chino o Fiesta de la Primavera, coincide con el calendario lunar y como se vincula al zodiaco chino, en el 2016 se dedicó al mono y el nuevo año 2017 corresponde al gallo. Esto supone que el año tiene las características de ese “signo”, por lo cual el 2016 estuvo lleno de cambios, pérdidas y lecciones el del gallo está asociado a construir y fortalecer relaciones con parejas, compañeros o familiares. El elemento del año del gallo es metal por eso las personas deben ser cuidadosas este año con el dinero y las posesiones. La excepción es para aquellos que según el horóscopo chino sean del año del búfalo, serpiente o dragón ya que tendrán un año muy positivo en estos aspectos. Se recomienda la cautela y la planeación cuidadosa de proyectos ya que se favorece la energía intelectual y no la improvisación o especulación. En cuanto a los viajes se recomienda emprender viajes hacia el este y/o al sur.

La celebración va de la mano con varias actividades importantes para los supersticiosos entre las que se encuentran la limpieza exhaustiva de la casa con escobas viejas que después se tiran a la basura, uso de ropa y decoraciones de color rojo, comer en abundancia y esconder cuchillos y tijeras que atraen la mala suerte.

Año nuevo chino|María Antonieta García R.
Desfile del año nuevo chino en Barcelona.

Para las personas que no pueden viajar a China a vivir esta gran celebración, vivirla en Barcelona es un lujo y una gran oportunidad para tener un acercamiento cultural. Es recomendable estar atento a la programación de eventos del Ayuntamiento de Barcelona para saber en qué fecha exactamente se celebrará en este 2017. Ver los bailes tradicionales y las demostraciones de artes marciales es un placer para los sentidos, están llenos de color y los chinos por esos días son más generosos que siempre en sonrisas.

América, Literatura de viajes, Mis escritos, Suramérica

Piña colada en Barú, Colombia

“¡La trenza! ¡el masaje! ¡collares de conchitas! ¡cóctel de camarones!” Gritan los vendedores en la playa acompañándolo con “mona, gringa, señorita” o “mami”. El paraíso por el paisaje, el infierno del turismo en Cartagena. Las playas están sucias, es una ciudad para hacer turismo urbano, no para ir al mar. Por eso si uno quiere playa y mar limpio, tiene que irse a la isla de Barú, conectada por un puente con la ciudad a cuarenta y cinco minutos en bus desde el centro. Obviamente en cualquiera de las playas sería recomendable no dejar basura y si se le enreda alguna entre las manos mejor para ayudar a limpiar la playa.

Cartagena, Colombia|María Antonieta García R.
Cartagena desde el Castillo de San Felipe.

     Se dejan atrás hordas de turistas y restos de basura en la playa junto a los comedores de pescado. Con suerte no se pinchan los pies con una espina o una tapa de cerveza. Allá no es como en la Barceloneta de Barcelona que pasan camiones limpiando cada noche, en ambos sitios la gente es inconsciente y deja basura por doquier. Luego de una larga caminata por la playa se llega al paraíso perdido en Barú.

Barú, Colombia|María Antonieta García R.
Playa de Barú.

     Hay dos opciones en Barú: Hostales baratos u hoteles, aunque en ambas opciones la manera de llegar será por tierra o en lancha y posiblemente se quedarán sin luz desde las seis de la tarde a las seis de la mañana. Los hoteles no son de lujo pero la playa sí que lo es. ¿No suena a aventura? Un atardecer de colores, el mar cristalino y tibio, arena blanca, la noche silenciosa, estrellas y mosquitos atrevidos, todo hace a Barú inolvidable. Eso sí, hay que aprender a identificar los vendedores ambulantes desde la lejanía y justo cuando pasen uno se hace el dormido, aunque a veces no funciona.

     No se debe olvidar bajo ninguna circunstancia probar una de las delicias de la costa caribe colombiana, la piña colada. ¡Dos, bien cargaditas de ron!

Europa, Fotografía de viajes, Periodismo de viajes

Fotos: Aneccy y Chamonix-Mont-Blanc

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Europa, Fotografía de viajes, Periodismo de viajes

Fotos: en tren por Suiza y sus alpes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.